Participación, colaboración y coordinación profesional

Como ya hemos mencionado anteriormente, este área no está relacionada directamente con la práctica pedagógica pero sí con la profesional. La competencia en Comunicación Organizativa hace referencia a la estrategia de comunicación del centro, tanto con los miembros de la comunidad educativa (alumnado, docentes, familia) como con entidades externas, siendo conscientes de la imagen corporativa que quiere ofrecer. En este sentido, como profesionales, hemos de utilizar los medios de comunicación establecidos por el centro o departamento de un modo eficiente, siguiendo una línea de imagen corporativa y respetando las políticas de uso aceptable del centro. Los indicadores del MRCDD establecen que: "1.1.B1.1. Se comunica de forma autónoma y convencional con los agentes de la comunidad educativa empleando, en cada caso, la herramienta digital más adecuada de entre las establecidas por la A. E. o los titulares del centro para ese fin."  y "1.1.B1.2. Aplica las políticas de uso aceptable de las herramientas de comunicación organizativa establecidas por la A. E. o los titulares del centro." 

Introducción

Cuando trabajamos en un centro educativo, pasamos a ser parte de una comunidad, un colectivo, un grupo, que toma decisiones consensuadas y elabora proyectos y tareas comunes. Un claro ejemplo de ello son los distintos órganos de gobierno que podemos encontrar en un centro: claustro, comisión de coordinación pedagógica, ciclos (anteriormente equipos didácticos), así como otras agrupaciones que realizamos para una mejor organización: por idiomas en centros trilingües, reuniones de localidad en los CRA, grupos de trabajo..

Cada una de estas agrupaciones tiene funciones y tareas designadas que han de ser llevadas a cabo entre todos los miembros que las componen y, en ocasiones, se vuelve muy complicado coincidir todos en el espacio tiempo para lograr sacar adelante documentos como memorias, PGA, PEC, proyectos...

La competencia en participación, colaboración y coordinación profesional integra los siguientes contenidos:

Conocimiento y aplicación de los protocolos y uso de las herramientas digitales de
participación, colaboración y coordinación ofrecidos por la A. E. o los titulares del centro.

Estrategias metodológicas de participación, colaboración y coordinación profesional docente
en entornos digitales.

Por ello, a lo largo de este bloque, se pretende conocer el uso de distintas plataformas digitales que favorezcan esta coordinación y colaboración entre docentes.

El trabajo asíncrono

La evolución del trabajo asíncrono

Desde el comienzo de la pandemia provocada por el COVID19, el aumento del teletrabajo ha fomentado un desarrollo de las herramientas de coordinación y colaboración de forma telemática. Pero, ¿ qué es esto del trabajo asíncrono?

El trabajo asíncrono es aquel que se desarrolla en equipo de modo diferido en el tiempo. Esto permite mayor flexibilidad para coordinarse y agiliza los procesos sin la necesidad de coincidir en tiempo y en espacio.

Este modelo de trabajo también se ha visto reflejado en el proceso de enseñanza aprendizaje, y también podemos hablar del aprendizaje asíncrono. 

Youtube. ¿Qué es el APRENDIZAJE ASÍNCRONO o ASINCRÓNICO y Cómo se Utiliza? | Diccionario de Elearning. Elearning con Elurnet.

Para poder llevar a cabo estos modelos de interacción necesitamos un entorno común que permita acceder a los contenidos desde diferentes puntos. En lo siguiente apartados veamos como se puede llevar a cabo este modelo de trabajo. 

¡Tengo que trabajar en ese ordenador! ¡Me he olvidado el pen en casa!

En los últimos años, se ha producido una enorme evolución en el trabajo asíncrono que nos ha facilitado mucho la labor y ha implementado la seguridad a la hora de trabajar en proyectos comunes.

En un principio, los docentes solíamos trabajar en documentos únicos, que estaban en un único PC, o sobre copias de los mismos que modificaríamos y agregaríamos al original sin ser conscientes de otros cambios en el mismo que podrían generar nuestros compañeros. Además de no disponer de esta información, teníamos que añadirle el extra de peligrosidad de utilizar unidades de almacenamiento flash (pendrives) que, en muchas ocasiones, podían contener contenido malicioso para los ordenadores.
Para solventar estos problemas, se recurre a servidores, tanto locales como remotos.

Los servidores

Para poder trabajar de forma colaborativa necesitamos un intermediario que contenga el contenido compartido al que todos los colaboradores necesitan acceder. Es decir, como una especie de collage de aportaciones, donde la cartulina es el servidor que guarda las aportaciones de todos. 

Pero, ¿qué es exactamente un servidor? Un servidor es básicamente un ordenador que está al servicio de otros ordenadores. El ordenador/servidor guarda los archivos de todos los colaboradores y los programas necesarios para la función que está destinada, y atenderá y responderá a las peticiones de los demás ordenadores (clientes). 

image-1669107015015.png

Elaboración propia. Servidores by Yerai Rubio. (CC BY-NC)

Dentro de los servidores que permiten que el desarrollo de un proyecto o trabajo pueda ser colaborativo, encontramos dos tipos de servidores: servidor local y servidor remoto. Veamos en la siguientes páginas en que se diferencia cada uno. 

Servidores locales

Un servidor local es aquel servidor que ha sido instalado en un equipo determinado del entorno con el fin de trabajar offline y online.

Es decir, el ordenador del que los demás sistemas cogen los archivos y los contenidos que necesitan está en el propio centro o habitación. La forma de comunicar es a través del mismo sistema con el que nos conectamos a internet, cable ethernet o wifi. Podría darse el caso de que pudiéramos acceder al servidor local a consultar una carpeta con archivos pero no tener acceso a internet. Es la parte "net" sin el "ínter". 

Se trata de un entorno controlado, en el que trabajaremos con los recursos con los que cuenta el propio ordenador, y entre sus ventajas está que no necesitaremos comprar un dominio, ya que el disco duro del equipo se convierte en hosting. Dentro de un ordenador que tiene acceso a este servidor, la apariencia es como la de una carpeta y se puede controlar el acceso con usuario y contraseña. 

El servidor local ofrece una serie de ventajas e inconvenientes que resulta interesante conocer:

image-1669109630973.pngElaboración propia. Servidor Local. Yerai Rubio. (CC BY-NC)

Servidor remoto: La nube

La nube es la evolución de un servidor local. Es lo mismo, pero sin la limitación de tener que estar bajo la misma Red o Wifi. Esto permite trabajar de forma colaborativa y compartir en tiempo real archivos sin necesidad de estar en el mismo lugar.

Las plataformas más populares de trabajo colaborativo son: Microsoft Teams, Google Workspace, Google Drive, Aeducar, Moodle, etc. Todas estas plataformas permiten trabajar de forma interactiva sin necesidad de encontrarse en el mismo sitio, cada usuario desde su ubicación puede acceder a esos archivos que están guardados en la nube, y cada modificación que haga cualquier usuario quedará registrada en la nube al mismo tiempo que la realiza teniendo acceso el resto de usuarios conectados a la visualización de la misma en ese mismo momento o cuando se conecten. 

Las ventajas de este modo de trabajo es que puedes acceder desde cualquier punto, siempre y cuando tengas acceso a internet. Además muchas de ellas ya incorporan herramientas online de edición de documentos que hace que ni siquiera tengas que tener instalados programas de edición de texto, presentaciones, hojas de calculo.. como el paquete de Microsoft Office o el de Libre Office. 

Los inconvenientes de estas plataformas son tres:


Elaboración propia. Apps compartición. Yerai Rubio. (CC BY-NC)

Comparativa de servicios de almacenamiento en la nube

Comparativa almacenamiento.png
Ilustración:  Comparación: Dropbox, Google Drive, OneDrive, iCloud. - Venelogía. https://www.venelogia.com/archivos/6429/

Software para una organización eficiente: Trello y Google Calendar

Trello

Es una herramienta colaborativa para trabajar en equipo y gestionar las tareas que forman parte de un proyecto mediante un sistema de tarjetas intercambiables entre distintas columnas de un tablero que puede sernos muy útil estos días en los que la organización de un equipo disperso cobra una gran importancia.

Para poder usarlo, tendremos que registrarnos en su página https://trello.com/es y acceder al escritorio en el que encontramos tres zonas significativas:

Primeros pasos en Trello:

A continuación, os mostramos un tutorial sobre como arrancar en Trello.


Youtube: Tutorial TRELLO ACTUALIZADO 2022 | Español | GUÍA para ORGANIZAR IDEAS, PROYECTOS y TAREAS. EducaTIC

La interfaz de TRELLO

  1. Zona de tableros, para acceder a los existentes o crear uno nuevo.
  2. Menú principal, para acceder a la zona de tableros o crear equipos.
  3. Perfil, notificaciones…

Creando un equipo, comenzamos a coordinarnos.

Aunque no es imprescindible para trabajar con trello, en centros grandes, podemos crear equipos de trabajo si nuestra intención es asignar tareas no a personas, sino a grupos o conformar equipos que puedan crear sus propios tableros. En este caso, definir los equipos sería un paso previo y servirían para cualquier tablero de forma que, a medida que vayamos creando tareas, podamos irlas asignando a equipos. Es necesario completar todos los campos para que se active continuar.

Como veremos más abajo, a la vez o posteriormente, podemos invitar a personas a un tablero, a un equipo o a ambas funciones.

{#-0}

Tableros, listas y tarjetas para una organización eficiente

Nada más fácil que crear un tablero con Trello, desde Crear tablero nuevo (1) añadimos un título, seleccionamos un equipo (no es necesario), decidimos su privacidad y elegimos el aspecto.

La privacidad dependerá de si es un tablero sin equipo (público o privado) o con equipo:

Este es el aspecto que ofrece nuestro tablero una vez creado:

En él aparecen varias columnas, que son listas de tareas y cuyos nombres se pueden cambiar con hacer clic sobre la denominación actual y, en cada una de las listas, la posibilidad de añadir tarjetas. Para que una lista quede fijada, tenemos que pulsar en añadir lista.

Tarjeta, la unidad básica de funcionamiento en Trello

Las tarjetas son las tareas o partes de una lista y para crearlas sólo hay que pulsar +Añadir una tarjeta. En el momento de su creación, ya podemos establecer las primeras configuraciones desde la línea de puntos (1) que aparece al lado de crear tarjeta.