Skip to main content

3. Cómo proponer y corregir tareas.

Mediante la creación de una tarea podremos proponer actividades sobre algún aspecto trabajado en el tema para observar si el alumnado va consolidando y aplicando los conocimientos adquiridos y evaluar su aprendizaje.

Como entrega a la tarea podemos solicitar al alumnado cualquier contenido digital, como documentos de texto, hojas de cálculo, imágenes, audio y vídeos entre otros. Incluso permite que la respuesta sea contestar escribiendo o grabando la respuesta directamente en el campo que aparecerá al acceder a la entrega de la tarea. 

En la mayoría de ocasiones propondremos tareas de manera individual a cada estudiante, pero también tenemos la opción de permitir tareas en grupo. El módulo tiene la capacidad de aceptar tareas de uno de los miembros del grupo y que ésta quede vinculada al resto de su grupo.

Una vez entregada una tarea, podremos revisarla y dejarle comentarios sobre el trabajo realizado que pueden ir acompañados por archivos, tales como correcciones sobre su propio documento. 

Las tareas pueden ser calificadas usando una escala numérica o una escala personalizada, así como rúbricas. Las calificaciones finales se actualizan automáticamente en el módulo de calificaciones.

Por todas estas características, las tareas van a ser uno de los tipos de actividad que más utilizaremos en nuestros cursos, así que veamos cómo añadirlas y configurarlas.