Nociones De Meteorología De Montaña

Nociones de meteorología en la montaña.

Introduction

Una de las variables que más frecuentemente condiciona la marcha de una actividad en el medio natural es la meteorología.

Si bien consultar una previsión meteorológica es algo al alcance de todos, comprenderla y saber interpretarla, cuando el objetivo es ir más allá del simple hecho de saber si habrá sol, nubes o agua, puede requerir algo más de tiempo y dedicación. La meteorología de montaña tiene sus particularidades y conocerlas supondrá un plus de seguridad tanto a los que se dirigen a ella como a los que informan sobre ella.

Además, no debemos olvidar que en un gran número de los rescates que suceden las condiciones meteorológicas tienen un papel protagonista o de claro condicionante.

Lo normal es que las personas que se dirijan al medio natural consulten en algún momento la previsión meteorológica. Como informadores, en nuestra mano estará comprobar que esa consulta se ha hecho, se ha hecho en los medios más indicados y se ha comprendido correctamente, con el fin de que después, una vez sobre el terreno, se sepan interpretar las señales correctamente y se tomen las decisiones adecuadas, que siempre serán las más seguras.

Que la meteorología no suponga un riesgo a la actividad es una responsabilidad de cada uno. Para transmitir esa idea el papel de los informadores es fundamental.

¡Ayuda con tu información a entender la meteorología de montaña para conseguir una práctica más segura!

1. La atmósfera

Atmósfera

El primer paso es conocer qué es la atmósfera: esa capa gaseosa que envuelve la Tierra, con unas características esenciales para el mantenimiento de la vida.

Se compone de una mezcla de gases que llamamos aire, más densa y pesada cuanto más cercana a la superficie terrestre.

Se estructura en 4 capas de bastantes kilómetros de espesor, que se mantienen unidas a nuestro planeta por la fuerza de la gravedad. La primera de estas capas, la troposfera, es donde se producen los fenómenos meteorológicos y tiene una altitud que varía entre los 9 y los 14 km. Las otras capas son estratosfera, termosfera o ionosfera y exosfera.

aemet

2. Tiempo y clima

Atmósfera

El tiempo es el estado de la atmósfera en un momento dado, mientras que el clima es el resultado de los estados medios de la atmósfera en un lugar a lo largo de un tiempo dado. La meteorología es la ciencia que estudia el tiempo y la climatología es la ciencia que estudia el clima.

El clima condiciona la vegetación, los paisajes, las actividades humanas cotidianas (economía, agricultura, turismo, construcciones, etc.). El tiempo condiciona las actividades en momentos puntuales y transitorios (actividades al aire libre, fenómenos extremos, etc.).

3. La presión atmosférica

Presión atmosférica

Se trata de uno de los elementos climáticos con influencia en la montaña. Corresponde al peso del aire situado encima, por lo que disminuye con la altitud. Se mide en hPa (hectopascales), milibares o mm de mercurio. Varía tanto en el espacio como en el tiempo.

Es importante conocer las isóbaras: líneas que unen puntos de la superficie con igual presión. Las diferentes configuraciones de presión son las que dan lugar a anticiclones, depresiones / borrascas, dorsales / cuñas, vaguadas, collados y pantanos barométricos.

4. El viento

Viento

El viento es el movimiento del aire como mecanismo compensatorio de las diferencias de presión. Se mide su dirección en grados sexagesimales y su fuerza en Km/h, m/s o nudos.

Existe una escala, la escala de Beaufort, que clasifica los vientos en 12 grados en función de su velocidad y características: calma, ventolina, muy flojo (brisa muy débil), flojo (brisa débil), bonancible (brisa moderada), fresquito (brisa fresca), fresco (brisa fuerte), duro, muy duro, golpe de viento, fuerte golpe de viento (temporal), tempestad y huracán.

El viento se ve afectado por tres factores:

1. La fuerza del gradiente de presión: se dirige de altas a bajas presiones.

2. La fuerza de Coriolis: hacia la derecha en el hemisferio norte, hacia la izquierda en el hemisferio sur.

3. La fuerza de rozamiento.

Como una primera aproximación, se puede decir que el viento sigue las isobaras en latitudes medias.

5. El viento II

Relieve

El relieve afecta en gran medida al viento:

1. Provocando el aumento de la velocidad del viento por efectos de la canalización en el relieve.

2. Modificación de la dirección del viento por efectos de la canalización en el relieve.

3. Aparición de brisas de ladera y de valle, en periodos encalmados de buen tiempo.

4. Creación de turbulencias.

5. Aparición del efecto Foehn. Se lleva a cabo con viento moderado o fuerte y condensación a barlovento (parte de donde viene el viento), con o sin precipitación, de manera que a sotavento (parte opuesta a barlovento, es decir, hacia donde se dirige el viento) hay aumentos de temperatura de hasta 10 ºC en poco minutos y caída de la humedad relativa. Las consecuencias pueden ser muy importantes: deshielos bruscos (con el consiguiente aumento del riesgo de aludes), peligro de incendios forestales y diversos efectos sobre personas y animales.

5. Aumento de la sensación de frío, por combinación de la temperatura del aire y el viento.

6. El viento III

Además de en la horizontal, el aire se mueve también en la vertical, sobre todo cerca de anticiclones, depresiones y superficies frontales.

Anticiclón

En los anticiclones el aire gira en sentido horario si estamos en el hemisferio norte (sentido contrario en el hemisferio sur). Al mismo tiempo que realiza este giro, también desciende (subsidencia).

Borrasca

En las borrascas o depresiones sucede lo contrario: el aire gira en sentido anti horario (en el hemisferio norte, en sentido contrario en el hemisferio sur) y al mismo tiempo asciende.

Un frente no es más que la separación entre dos masas de aire de características diferentes, que no se mezclan entre sí sino que se desplazan empujando una a la otra remontando por encima (frente cálido) o introduciéndose por debajo (frente frío).

7. La temperatura

Mapa de temperaturas

La temperatura es otro de los principales elementos climáticos con influencia en la montaña.

La temperatura se mide en grados centígrados (ºC), Fahrenheit (ºF) o Kelvin (K). Su variación depende de la latitud, altitud, transparencia atmosférica, naturaleza de la superficie, circulación atmosférica y topografía. Como bien sabemos, varía a lo largo del día y del año, en función de las estaciones.

Según se asciende en altura, disminuye la temperatura, aproximadamente 6,5 ºC por cada 1000 m de ascenso.

8. La humedad

Flor mojada

Se trata de la cantidad de vapor de agua existente en una masa de aire. Se encuentra en forma gaseosa y, por tanto, invisible. La humedad se ve afectada por:

- el tipo de suelo

- la época del año

- la temperatura ambiente

- la evaporación

- la condensación

- la precipitación

La forma más habitual de medirla es mediante la humedad relativa: tanto por ciento de vapor de agua respecto del 100% en la saturación. Otra opción es la humedad absoluta: gr /m3.

La temperatura del punto de rocío es aquella a la que se alcanza el 100% de humedad relativa (depende de la humedad absoluta).

Dada una cantidad de vapor de agua a una temperatura, el vapor de agua ocupa un porcentaje del máximo (sin condensar). Si baja la temperatura, aumenta la humedad relativa (y viceversa). Si la temperatura continúa descendiendo, la humedad relativa alcanzará el 100%: esa temperatura es el punto de rocío. Por debajo de esa temperatura se condensará el exceso de vapor de agua.

9. La precipitación I

Precipitación

La definición técnica de precipitación podría ser "hidrometeoro compuesto de un agregado de partículas acuosas, líquidas o sólidas, cristalizadas o amorfas, que caen desde una nube o un grupo de nubes y alcanzan el suelo".

Las condiciones para que se produzca precipitación son:

1. Condensación del vapor de agua y formación de nubes.

2. Crecimiento de las gotitas o cristales de agua en la nube a expensas del vapor de agua o de otras gotitas.

La precipitación puede ser en forma líquida o sólida:

- Líquida: se puede diferenciar entre llovizna y lluvia, en función del diámetro de las gotas de agua (menor de 0,5 mm para la llovizna y mayor para la lluvia), midiéndose en milímetros (mm) o en litros por metro cuadrado (l/m2).

- Sólida: se distingue principalmente entre nieve (cristales de hielo, en su mayoría ramificados) y granizo (glóbulos o trozos de hielo de entre 5 y 50 mm).  Se mide en altura (centímetros, cm).

10. La precipitación II